Nueva inteligencia en planta de autos

Grandes cambios en la línea de fundición, por ejemplo, ahora el 20% del personal son mujeres.

Ubicada en Kawachi, en la prefectura de Tochigi, la planta de Nissan cuenta con una larga historia de producción de los vehículos más prestigiosos de la compañía, por ejemplo: Nissan GT-R y Nissan Z.

Como la primera fábrica inteligente de la marca, presenta un sistema de producción más cómodo y centrado en la tecnología que está a la vanguardia de la fabricación de vehículos. Recientemente esta planta anunció que ha experimentado una gran transformación.

Con el objetivo de proteger tanto el medio ambiente como a sus colaboradores, esta es la consideración principal en sus instalaciones de producción, con la finalidad de crear un espacio de trabajo lo más cómodo posible. A medida que la marca continúa transformando sus vehículos y tecnologías, da pasos cada vez más grandes para asegurarse de hacer lo mismo en sus plantas de manufactura, lo que es necesario para transformar cada línea de producción y proceso hacia un futuro sostenible.

La división de fundición cubre aproximadamente una cuarta parte de toda la planta de Tochigi, es ahí donde se opera todo el proceso de fundición, como la fusión y el moldeado de metales como el aluminio y el hierro en las piezas del motor. En cualquier fábrica, los procesos de fundición y moldeado son unos de los más exigentes, por lo que requieren un cuidado especial para garantizar que su impacto ambiental sea mínimo. Para Nissan, esta es un área de especial interés.

Shinichi Tsuchiya, diseñador de líneas de fundición en la planta de Tochigi, explica: “Cuando comenzó el proyecto de renovación de la línea de la fábrica en 2018, trabajamos para hacer que esta fuera amigable con el medio ambiente y abierta a todos, independientemente de la edad y el género, incluyendo a aquellos que tienen dificultades para realizar trabajos pesados”.

Alcanzar este objetivo requirió una revisión completa, incluida la introducción de los equipos más recientes y avanzados. Esto permitió que el departamento de fundición se volviera más amigable con el medio ambiente y más seguro para las personas.

Al poner un pie en la nueva fábrica, los visitantes notan inmediatamente los pisos de colores brillantes y los espacios de trabajo bien iluminados, que utilizan luz LED ecológica. El aire y el entorno general dentro de la gran instalación de producción se mantienen limpios gracias a los núcleos inorgánicos en los procesos de fundición y moldeo.

More from Rafael Cañas

Amigos para enseñar a cuidar Atitlán

El proyecto “Educando para Conservar” completa su tercera fase de manera exitosa...
Read More