Juventud: todas y todos

En Guatemala, según censo del 2018, el 35.6% de la población está entre los 13 y 30 años; significa que poco más de la tercera parte de la población somos jóvenes.

En esta oportunidad estamos aquí reunidas representantes de organizaciones de adolescentes y jóvenes de los departamentos de Guatemala, Chimaltenango y Suchitepéquez para poner en agenda pública y social la situación de nuestros derechos recién pasada la celebración del día internacional de la Juventud.

Por lo anterior, requerimos de las autoridades del gobierno, en general, pero particularmente al Consejo Nacional de la Juventud (CONJUVE) y la Comisión de la Juventud, lo siguiente:

1. Que la secretaría de Planificación y Programación -Segeplan- le brinde emisión y opinión técnica a la política pública de juventud 2021-2032, la cual tiene su origen en la necesidad de atender al segmento de población considerado como juventud.

2. Que las oficinas municipales de juventud tengan asignado un presupuesto digno que garantice el cumplimiento de planes y programas coherentes con la realidad de los contextos.

Por lo tanto, exigimos a las autoridades nacionales, ministeriales y municipales:

1. Que garanticen el cumplimiento del derecho a la educación, ya que al no contar con una educación adecuada, no podemos optar por un empleo digno.

2. Que garanticen el cumplimiento del derecho a la salud, específicamente en tiempo de emergencia y crisis como el COVID-19, que por ser una población joven no nos excluyen de los planes de vacunación y prevención y que sólo quienes tengan un mejor estatus social puedan ir al extranjero a vacunarse o que sólo estudiantes universitarios tengan el acceso a la misma. Exigimos al Estado de Guatemala que la salud la educación dejen de ser un privilegio.

3. También exigimos que la comisión de juventud y el Consejo Nacional de la juventud habrá espacio de diálogo con las juventudes diversas, que escuchen nuestras propuestas y que las tomen en cuenta en sus planes y programas.

4. A las autoridades municipales les exigimos que dejen de dar puestos de coordinación en las oficinas municipales de niñez, adolescencia y juventud, con fines políticos y partidistas, pues lo único que hacen es monopolizar el trabajo y desacreditar las capacidades de las y los jóvenes que nos posicionamos como defensores de nuestros derechos. Que tomen en cuenta nuestra participación dentro del Consejo Municipal de Desarrollo, sin ningún prejuicio ni estigma social.

5. Exigimos protección a las mujeres jóvenes, ya que según el informe del INACIF los crímenes contra mujeres en Guatemala subieron un 38% en los primeros cuatro meses de 20

Tags from the story
,
More from Rafael Cañas

Voluntariado: ¿altruismo o explotación y abuso?

La esencia del voluntariado se desvirtúa cuando se pretende utilizarlo para paliar...
Read More